Páginas vistas la semana pasada

viernes, 26 de noviembre de 2010

¿Podemos considerarnos “puros”?


Ayer visité unos almacenes chinos junto a unas compañeras de clase. Entramos solo para cotillear y no pasar frío en las tristes mañanas  de noviembre.
El caso que me pareció raro y provocó en mi exaltación fue que al mirar entre los pendientes de un mostrador, encontré a estas alturas del s.XXI unos pendientes de botón con la esvástica.  Me horroriza pensar que aún existe gente, que la hay, vacía de mente que solo se mira su ombligo y no ve más allá de su nariz.
Y mi pregunta es, ¿realmente se puede creer en una raza totalmente pura? Mi propia respuesta es que no. Ya desde tiempos lejanos hemos creado linajes parentescos con gente procedente de otras culturas, “razas” o países.
Ahora contestar, ¿Cuántos de vosotros no tiene raíces andaluzas, murcianas o de otros lugares? Si la respuesta es que como imagino… ¡no podéis daros cuenta que no podemos considerarnos “puros”!
Otra idea que me vino a la cabeza es la cantidad de racismo que existe en nuestra sociedad. Si es cierto que hay gente “mala”, pero como en todas partes. O, ¿es qué no hay ladrones, asesinos, violadores, estafadores, camellos… españoles?
Pero según mi punto de vista el problema de esta sociedad frente al racismo es la educación y por supuesto la cultura individual de cada persona. Un ejemplo, mis padres desde pequeña me enseñaron que el RESPETO, esa palabra que está en boca de todos y pierde totalmente el sentido de ella, pues se le da un mal uso, ya que todos pedimos respeto, pero ¿realmente, respetamos a cambio? Como decía me inculcaron que debo respetar a los demás aunque no procedan del mismo lugar que yo, tengas un “estatus” social “diferente” al mío etc.
Remarco entre comillas las palabras estatus y diferente ya que según mi punto de vista TODOS somos iguales, no hay superioridad o inferioridad y por lo tanto diferencias. Todos estamos concebidos de la misma forma, tenemos sentimientos y somos humanos y por lo tanto debemos ser tratados como tal.
Cuento esto porque no entiendo esa competitividad entre todos nosotros, sea de la forma que sea, ya que pongo las manos en el fuego al asegurar que si alguno de nosotros se viera como en el caso de alguno de nuestros abuelos, obligados a abandonar su país o ciudad para ir a sitios como Cataluña o Alemania para buscar trabajo, nos gustaría ser tratados como HUMANOS que somos y no como la sociedad de hoy en día trata a la mayoría que viene a buscarse la vida como puede, y repito es cierto que hay de todo entre los inmigrantes, pero como en todos lados.
Y tampoco entiendo cómo hay gente que aún cree que puede considerarse “puro” si en realidad todos somos pura mezcla genética.
Solo espero que utilicéis mis palabras no como una opinión burda y sin sentido, sino como la opinión de una chica de pueblo que piensa en esta sociedad e intenta entenderla.

Giulia.

2 comentarios:

  1. Giulia , amb el teu permís em permeto la confiança de escriure un comentari.
    Estic plenament d’acord amb tu, Catalunya es un país que des de sempre ha estat terra acollidora i oberta, i la seva gent s’ha barrejat amb gent de tots els pobles i cultures que ens han visitat. Així que purs purs no n’hi ha ningú, però es que no existeix puresa “ètnica”per dir-ho d’alguna manera a cap lloc del mon.
    I respecte a lo de les esvàstiques, després del mal que el Nazisme va fer al mon, per respecte a totes les víctimes del nazisme, hi haurien d’estar prohibides, i no permetre que de manera tan frívola es puguin utilitzar i trobar en botigues, magatzem etc a la bast de tothom.

    ResponderEliminar
  2. lo que dices es muy cierto,pero creo que la mayoria de racismo que existe en la sociedad de hoy en dia la han provocado los politicos con sus leyes y sus tonterias.Es muy normal que la gente que no tenga un trabajo quiera emigrar a otros lugares igual que hicieron nuestros abuelos,pero lo que no es normal que en tu propio pais seas "el segundo plato" x decirlo de alguna manera. Digo esto xqe hay muchos parados..muchos de ellos españoles.y no veo bien que alguien que acaba de llegar de fuera y se encuentre en la misma situacion tenga una gran ayuda,cuando nosotros no las tenemos apenas.O que para abrir un simple negocio ellos tengan menos exigencias que nosotros.

    A parte de esto hay que decir que no nos damos cuenta,pero las personas que vienen de fuera son las que hacen los trabajos primarios y por lo tanto mas pesados..ellos son los que cuando hay que recoger el fruto de algun arbol estan ahi,los que día a día vigilan qe todo este bien...por asi decirlo son los que hacen el trabajo duro, la base de la cadena,las labores que ningún o casi ningún español haría.

    Mucha gente no se considera racista..pero que se pongan a pensar dentro de unos años...cuando tengan un hijo,y su propio hijo tenga que ir a una clase donde hay 2 españoles contados,cuando vean que sus hijos lleguen a casa con una educcacion que sus propios padres no les han dado...Ahi sera cuando mucha gente cambie de opinión.

    ResponderEliminar